Sacan a la luz en el yacimiento de Proendos un hórreo romano único en Galicia


Los últimos trabajos impulsados en este yacimiento ya constataron la existencia de un hipocausto, una estancia hueca que los romanos solían construir debajo del suelo en los cuartos de las viviendas y en los baños para que había circulado el aire caliente. También se localizó una ábside circular, un elemento arquitectónico de origen romano presente tanto en edificios religiosos como seculares, y una hipotética horrea romana. A estas aportaciones se suman los numerosos materiales o los restos de las estructuras de las edificaciones, que ya fueron localizadas a un nivel muy superficial en las primeras jornadas de trabajo, o la aparición de un mosaico romano que no se conserva íntegro, pero del que sí aparecieron varios fragmentos reducidos.

Hace falta recordar que la prospección geofísica llevada a cabo por el Ayuntamiento de Sober en el año 2019 ya había permitido constatar la existencia de, por lo menos, un complejo de hipocaustos de extensión considerable, varios elementos de posible carácter público y de servicios, posibles estructuras de habitación, una probable trama urbana o estructuras funerarias, así como un hipotético sistema de conducción de aguas.