Sánchez anunció una beca de 100 euros y más impuestos a bancos y grandes energéticas


El presidente del Gobierno ha avanzado, en el Debate sobre el Estado de la Nación, una batería de medidas para proteger de la inflación a la clase media y trabajadora, asegurar un reparto justo de las cargas de la guerra y seguir modernizando España.

En su intervención, el jefe del Ejecutivo ha destacado ante el Pleno del Congreso que es «plenamente consciente» de las dificultades cotidianas que la mayoría de los ciudadanos sufre por culpa de la escalada de los precios, una consecuencia del encadenamiento de la pandemia y la guerra en Ucrania que ha encarecido, sobre todo, la energía y los alimentos básicos.

Para tratar de poner remedio, se pondrá en marcha un impuesto a las grandes empresas eléctricas, gasistas y petroleras. De carácter excepcional y temporal, gravará los beneficios extraordinarios obtenidos en 2022 y 2023. Se estima una recaudación anual de 2.000 millones de euros al año. También se aprobará un impuesto a las entidades bancarias de carácter excepcional y temporal. Tendrá una duración de dos años.

Otras medidas concretas, anunciadas por el presidente en su intervención, serán la creación de una beca complementaria de 100 euros mensuales para todos los estudiantes mayores de 16 años que ya disfrutan de una beca, con el objetivo de que ningún joven se vea obligado a abandonar los estudios por necesidad. La recibirán cerca de un millón de alumnos, de septiembre a diciembre.