Sánchez aplaude el apoyo de Scholz a la conexión de gas con Europa


Pedro Sánchez aplaude el respaldo del canciller alemán Olaf Scholz a la demanda histórica que viene haciendo España de mejorar las conexiones de gas entre la Península Ibérica y el resto de Europa. Hasta el momento no se había dado un mensaje así por parte de Alemania. Pero la invasión de Ucrania ha trastocado el mapa gasístico y ahora interesa todo gas que llegue ya sea del Norte de África o regasificado en España. Queda convencer a Francia, por la negativa de las poblaciones en las que haya que construir el gasoducto, por la opinión pública, por los costes o porque según ellos no estaría terminado hasta 2030 lo que no solucionaría las necesidades inmediatas. Serían 220 kilómetros de infraestructura para conectar ambos países. España de momento ya ha dado fecha para su conexión para meter presión: 8 o 9 meses.