Sanidad veta los carteles críticos en centros del Sergas

Interior de un hospital del Sergas_Cedida

Después de dos meses de importantes movilizaciones ciudadanas y de profesionales sanitarios en Verín, tras la supresión en el hospital comarcal del paritorio y de las urgencias pediátricas que la Xunta recupera en febrero, y en medio de un conflicto sanitario que acumula protestas desde hace años, el Sergas parece querer tomar medidas. Por lo menos en lo que tiene que ver con las pancartas y los carteles en los centros sanitarios. La circular, publicada en la web del Sergas el 24 de enero y remitida a los centros desde la Gerencia el lunes 27, dice que “hace falta regular” en este ámbito y advierte de que los centros públicos “pertenecen a todos los ciudadanos”, por lo que “la presencia de determinados símbolos, críticas a las diferentes políticas sanitarias o convocatorias a actos y concentraciones de protesta irían en contra del principio de neutralidad de las instituciones, propio de una sociedad pluralista”. Así, el Sergas da una serie de instrucciones en las que indica que hay ya tableros oficiales de anuncios o espacios habilitados para estos usos», por lo que «no se permitirá la colocacion de carteles, notas, imágenes o comunicados en las paredes, ascensores, puertas o demás espacios publicos». Advierte, además, de que los despachos donde el personal desarrolla su trabajo son también espacios públicos, «independientemente de que puedan acceder pacientes o personas ajenas al centro».