Se ha cumplido un mes desde que comenzó la erupción volcánica en Cumbre Vieja


Las coladas ya han destruido casi 2.000 edificaciones y cubren más de 800 hectáreas. La isla de La Palma no ha dejado de temblar recordando cada día a sus vecinos que en cualquier momento pueden ser evacuados a otro lugar. De momento hay unos 7.000 damnificados. Según los expertos la erupción del volcán «sigue fuerte» y se prevé que la segunda colada llegue al mar en pocas horas. En cuanto a la evolución de la erupción, el portavoz de Involcan ha manifestado que se mantiene «estable dentro de la fortaleza», pues emite «muchísima» lava y sigue tirando gases que al parecer van a seguir «un rato largo». La actividad no cesa y hasta que no emita menos de 400 toneladas de dióxido de azufre al día no podrá decirse que este infierno llega a su final.