Se rearma la fiesta en España tras el fin del estado de alarma


España enterró catorce meses de estado de alarma. En Barcelona, miles de personas abarrotaron calles y plazas, en un ambiente de fiesta. En Madrid, la Policía tuvo que desalojar la Puerta del Sol. La medianoche de este sábado se vivió como una Nochevieja adelantada en muchos lugares, pese a que la pandemia, que ha dejado cerca de 80.000 fallecidos, aún está lejos de haber desaparecido. España inicia así la desescalada, pese a que la situación epidemiológica inquieta a los expertos. Las curvas de contagios y hospitalizaciones apuntan claramente a la baja. Sin embargo, aún hay ocho comunidades autónomas, entre ellas Madrid, Cataluña, País Vasco y Aragón en las que la incidencia de la pandemia sigue siendo muy elevada, con más de 250 casos por cada cien mil habitantes. El toque de queda, solo se mantiene en Cataluña, Comunidad Valenciana y Baleares. El resto de las restricciones serán más o menos importantes dependiendo de cada comunidad autónoma.