Supervisada la mejora de la carretera y de la senda de Corcubión que conecta Quenxe con el faro de Cee


El presidente de la Diputación de A Coruña, Valentín González Formoso, visitó junto con el alcalde de Corcubión, Manuel Insua; el alcalde de Dumbría, José Manuel Pequeño; y varios miembros de la corporación municipal local, el final de las obras para comprobar de primera mano el resultado, que permitirá configurar un gran itinerario peatonal en el municipio y que supone uno de las mayores inversiones del área de Vías y Obras del ente provincial realizado en Corcubión y en la Costa da Morte hasta el momento.

Las obras consistieron en la construcción de una senda peatonal y la ampliación y mejora del trazado de la carretera DP-2801 (de Corcubión a San Roque por Redonda) en un tramo de una longitud aproximada de 1,77 kilómetros, entre la intersección de la vía provincial y la pista que se dirige al lugar de Oliveira, y la intersección con el ramal al faro de Cabo de Cee.

Los trabajos dotan al sistema viario de una importante mejora en la seguridad, tanto para los vecinos y vecinas, que usan este itinerario para pasear y hacer deporte, como para todo el tráfico rodado que habitualmente transcurre por él.

Según apunta Formoso, “cumplimos de este modo nuestra promesa con la Costa da Morte, a través de la mejora de la seguridad en el acceso a un lugar tan importante para el Ayuntamiento de Corcubión y para toda la Costa da Morte, ya que el faro es uno de los lugares más visitados durante el año”.

Por su parte, el alcalde de Corcubión, Manuel Insua, resaltó que se trata “de una inversión muy importante para Corcubión, creando una infraestructura de calidad que finalizará con todas las críticas sobre el vial, dejando una carretera con todas las garantías de seguridad para poder circular por ella”.