Varios vecinos de La Palma regresan a casa tras casi dos meses evacuados


La Palma vive con cierto optimismo las últimas noticias. El volcán está más calmado, ha reducido su actividad. La actividad sísmica también es menor. Según el presidente del Gobierno de Canarias, hay indicios científicos de que la erupción podría terminar antes de que acabe el año.

En la isla, una treintena de familias, evacuadas hace casi dos meses debido a la erupción del volcán de Cumbre Vieja, han recibido este jueves autorización para volver a sus casas. Este regreso al hogar, a solo dos semanas de Navidad, les sabe a gloria. Son vecinos del barrio de Las Martelas, en Los Llanos de Aridane. Se fueron el 20 de octubre a toda prisa ante el avance de una de las coladas de lava, que finalmente se detuvo en La Laguna y hace semanas que ya no recibe ningún aporte. Ahora cruzan la puerta ilusionados y aún más al comprobar que no hay daños importantes. Las mediciones de gases han demostrado que el aire es seguro.