Vigo modifica la ordenanza del agua para iniciar el cobro por consumo

El alcalde de Vigo, Abel Caballero, informó que el Ayuntamiento aprobó en Junta de Gobierno Local la modificación de la ordenanza para la adaptación de la tarifa del agua. “Iniciamos la andadura para un cambio con dimensión histórica, con un planteamiento de base para facilitar una utilización más eficiente del agua”, señaló el regidor.

Caballero indicó que el primer requisito, la consulta pública, ya fue superada con un plazo de 20 días hábiles, y tras aprobación en Junta de Gobierno será necesario el dictamen del Tribunal Económico de Vigo, el de la Comisión de Hacienda, la aprobación de enmiendas, el acuerdo provisional en el Pleno, la segunda exposición pública con período de alegatos y la aprobación definitiva en Pleno Municipal.

La previsión del Ayuntamiento es que a partir de 1 de enero habrá una nueva forma de tarificar el recibo del agua, en el que una parte importante será el consumo y en el que no habrá mínimos exentos como hasta ahora. Así, el alcalde explicó que la tarifa tendrá una parte fija y otra variable en función del consumo. La parte fija son los costes que se establecen por el mantenimiento de las redes de abastecimiento, alcantarillado y depuración. “Lo que se llama estar conectado”, dijo. En la parte variable tiene que ver el consumo y el vertido a la red, que funciona con tarifas diferentes dependiendo de las cantidades. El primer tramo queda fijado en base a lo que considera la OMS como cantidad necesaria para vivir en condiciones de higiene y salud, entre 50 y 100 litros por persona y día.