Vuelta al confinamiento en Inglaterra y Escocia


Vuelta a un confinamiento estricto en Inglaterra y Escocia ante la rápida expansión de la nueva variante de la COVID-19 en el Reino Unido, donde se ha alcanzado un nuevo récord de 58.784 contagios en las últimas 24 horas, y los hospitales están bajo presión. Así lo confirmó el primer ministro, Boris Johnson, y en el que se incluye el cierre de los colegios, debido a la alarmante expansión del coronavirus causada por la nueva variante. «Los hospitales están bajo más presión que en ningún momento desde el comienzo de la pandemia», dijo Johnson en un discurso a la nación, en el que instó a todos los ciudadanos a no salir de sus hogares salvo por algún motivo esencial.