200 M€ se pierden en el espacio


Fracasa la misión del satélite español «Seosat-Ingenio». La misión tenía como objetivo ponerlo en órbita para la observación de la Tierra, considerado como uno de los hitos de la industria aeroespacial española, que ha liderado su construcción y que se iba a encargar durante los próximos años del control de la misión, de las comunicaciones y del procesamiento de todos los datos que tenía que proporcionar.

La Agencia Espacial Europea (ESA) ha comenzado a analizar los datos de telemetría para determinar la causa del fallo.

SEOSAT-Ingenio es un proyecto estratégico del Gobierno de España, destinado a elevar el nivel tecnológico de la industria española y a proporcionar servicios avanzados de observación de la Tierra a usuarios civiles, institucionales y administraciones preferentemente españolas.

Según han dicho los técnicos desde el centro espacial en la transmisión televisada por la ESA, se ha producido una «anomalía» en la trayectoria prevista del cohete y se ha desviado. Antes de cortar la transmisión de televisión, los técnicos han añadido que era necesario esperar para obtener más datos a fin de saber qué ha sucedido.

El cohete, que además del Ingenio transporta también el satélite francés Taranis, fue lanzado a la hora prevista, a las 02:52 horas peninsular española (01:52 GMT) y tenía previsto, según los planes de Arianespace, separar el satélite español 54 minutos después del despegue y hacer lo propio con el satélite galo 1,42 horas tras el lanzamiento.

El Vega es un cohete desarrollado por la Agencia Espacial Italiana (ASI) y la ESA para poner en órbita satélites, y su primer lanzamiento se realizó el 13 de febrero de 2012 desde Kuru.