A partir de ahora será necesaria una doble autorización para los pagos con tarjeta


Para hacer compras en Internet superiores a los 30 euros ahora tenemos que verificar nuestra identidad dos veces, la llamada autenticación reforzada. Para hacerlo, además de la clásica contraseña deberemos introducir el código de seguridad que llegue a nuestro teléfono móvil o bien, una tercera opción, identificarnos con la impresión digital o de reconocimiento facial. Este mismo proceso de seguridad será necesario para acceder a la banca electrónica y en algunas compras de los comercios físicos. El objetivo es evitar el fraude y mejorar la seguridad de nuestras compras con tarjeta.