Alberto, Alberto, quiero el bar abierto!


Los hosteleros de Santiago de Compostela organizaron este lunes un acto de protesta ante la residencia oficial del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, para mostrar su disconformidad con las nuevas restricciones de ocupación decretadas para este sector por el Gobierno gallego a causa de la repunta de contagios de la covid-19 durante las fiestas navideñas. Los participantes en la protesta, que reunió alrededor de 250 personas, protagonizaron una sonora cacharrada en la que también pudo verse a alguno de los asistentes portando cirios que representaban la inminente muerte de este sector. Además los manifestantes entonaron consignas como Alberto, Alberto, quiero el bar abierto! para demandar una rectificación de las decisiones adoptadas o, por lo menos, ayudas para paliar el impacto de las mismas.