Alerta sanitaria por la presencia de la toxina botulínica en una lata de atún de la marca DIA


Después de la alerta sanitaria por el brote de listeriosis en algunas ciudades de España, la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aesan) ha activado una nueva alerta sanitaria por un brote de intoxicación alimentaria provocado por la toxina botulínica, la cual ha sido detectada en varias latas de conserva de atún en aceite de girasol de la marca DIA.

Los primeros afectados han sido cuatro personas que habían consumido dicho atún en una ensaladilla rusa casera. Tres de ellos ya han sido dados de alta.

El producto afectado fue distribuido por la empresa DIA en varios locales y establecimientos de La Rioja, Aragón, Valencia, Murcia, Navarra, Castilla-La Mancha, Asturias, Castilla y León y Cataluña.

Las latas ya se han retirado y las autoridades sanitarias recomiendan que las personas que tenga algún producto afectado que lo devuelvan al punto de compra.

¿Qué causa la toxina botulínica?

La toxina botulínica es una neurotoxina elaborada por una bacteria denominada Clostridium botulinum y que produce el botulismo.

Cuando este se transmite a través de los alimentos, normalmente produce una parálisis flácida descendente que puede producir insuficiencia respiratoria.

Algunos de los síntomas iniciales son la fatiga intensa, la sequedad de boca y vértigo, entre otros.