Aprobado definitivamente el plan parcial para construir un parque comercial en A Revolta

Pleno ordinario Carballo 29 xuño_Ayuntamiento
  • El proyecto se desarrollará en una superficie próxima a los 50.000 metros cuadrados y contará con 281 plazas de aparcamiento

La corporación municipal de Carballo celebró este lunes la primera sesión común presencial desde la declaración del estado de alarma, y en ella se aprobó por unanimidad el plan parcial que permitirá la construcción de un parque comercial en la zona de A Revolta. El proyecto se desarrollará en una superficie próxima a los 50.000 metros cuadrados, con una edificabilidad de 28.000 metros cuadrados, amplias zonas verdes, 7.600 metros cuadrados para espacios libres y 281 plazas de aparcamiento. La actuación enlazará además con el itinerario peatonal y ciclista de la AC-552 que tiene pendiente de finalizar la Xunta de Galicia e incluirá, a través de un convenio con el Ayuntamiento de Carballo, la construcción de una rotonda de acceso en la AC-552.

Por unanimidad también fueron aprobados los cuatro primeros puntos de la orden del día: el acta de la sesión anterior y tres bonificaciones del ICIO para otras tantas empresas que, en total, realizarán una inversión superior a 1,5 millones de euros.

Modificación del presupuesto
El debate central de la sesión común giró alrededor del expediente de modificación del presupuesto por un importe de 1,4 millones de euros, que irán destinados al programa de la Concejalía de Promoción Económica para inyectar economía en los sectores obligados a cesar su actividad durante el estado de alarma. Este dinero también servirá para impulsar distintos sectores estratégicos para Carballo a través de una serie de inversiones en infraestructuras y bienes. Terra Galega trasladó sus críticas con los votos en contra de sus dos representantes, mientras que los cuatro del PP y los tres del PSOE se abstuvieron.

El pleno se celebró con las medidas de distanciamiento y protección precisas y con un homenaje a las miles de víctimas de la pandemia provocada por la COVID-19. También hubo un recuerdo para el ex-alcalde José Sánchez Vilas, fallecido durante el confinamiento, y en su memoria se guardó un minuto de silencio.