Arteixo | La escuela de Barrionovo, en Pastoriza, estrena comedor


El ayuntamiento de Arteixo finalizó las obras necesarias para convertir en comedor un espacio situado en la planta baja del edificio del colegio de Barrionovo en Pastoriza.

El ejecutivo cumple así con la demanda de los padres con hijos que asisten al colegio y que exigían que el centro tuviese un local adecuado para comedor escolar. El centro, de educación infantil, cuenta actualmente con cerca de cincuenta alumnos en cada curso.

La reforma acometida creó un espacio diáfano en la planta baja de geometría trapezoidal que cuenta con una salida directa el exterior y ventanas a la vía pública calle María Montesori. Está conectado interiormente con el distribuidor de la planta baja y con la zona de instalaciones en la planta semisótano, a que se accede a través de unas escaleras descendentes. El ayuntamiento también instaló un mesado de cocina con un fregadoiro, con previsión para la equipación de un lavavaixelas y una nevera, con unas instalaciones necesarias la tal fin, ademáis de mejorar la iluminación actual. También se instaló un armario para almacenaje de material de psicomotricidad.

En el mismo centro de Barrionovo también se comenzará a ofertar el servicio de madrugadores (denominado Mañanceiros), que se encarga de recoger los niños que tienen que ir antes de la hora del inicio de las clases por necesidades de conciliación. La Concejalía de Educación pone así en marcha un servicio de conciliación para las mañanas en la Escuela Infantil de Barrionovo, pero también en la Escuela Infantil de Vilarrodís y en el CEIP Galán, tres centros que hasta ahora no tenían este servicio. La demanda de algunos padres de los tres centros motivó que se extenderá un servicio que ya esta a funcionar en la mayoría de los centros educativos del ayuntamiento.