Asombra la potencia del procesador Cell utilizado por Sony en PlayStation 3

El procesador Cell es un chip multinúcleo parecido en cierto modo a los procesadores con varios núcleos de Intel y AMD, pero se desmarca de estos últimos en dos frentes muy sólidos. El más evidente es que no implementa la arquitectura x86, y la otra razón explica en gran medida su complejidad: sus núcleos no son homogéneos.

La versión de este microprocesador integrada en la consola de Sony tiene nueve núcleos. Uno de ellos se conoce como PPE (PowerPC Processing Element), y los ocho restantes como SPE (Synergistic Processing Elements). Los ingenieros de IBM fueron en gran medida los responsables del diseño del PPE, que en esencia tiene la arquitectura de un procesador de propósito general.

Su función es ejecutar los procesos que corren habitualmente en la CPU de nuestros ordenadores, y está respaldado por una memoria caché de nivel 1 con una capacidad de 64 Kbytes y una caché de nivel 2 de 512 Kbytes. Además, implementa la tecnología SMT (Simultaneous MultiThreading), lo que le permite procesar simultáneamente dos hilos de ejecución (threads).

La arquitectura RISC del PPE en cierto modo era más sencilla que la de las CPU x86 de su misma época, pero tenía una baza importante a su favor: podía trabajar, al igual que los demás bloques funcionales críticos del chip Cell, a 3,2 GHz, una frecuencia de reloj inusualmente alta en la época en la que fue diseñado.