Baja la demanda y el precio del pulpo

La campaña del pulpo ya estaba complicada por motivo del mal tiempo, que no permitió pescar con normalidad, pero ahora que estaban remontando esos meses de mala mar, cierra la hostelería por la emergencia sanitaria, baja la demanda y cae el precio. Desde que se declaró la pandemia cayeron dos euros y algo en kilo. Esta semana en Bueu el kilo irá a ocho euros de media, dos menos que hace quince días. De seguir bajando el precio a ese ritmo, cuentan tener que amarrar. Entre la rebaja de capturas y de precio, en Galicia el sector lleva facturado cinco millones y medio de euros menos que en la campaña del año pasado.