Banco Santander anuncia un ERE para suprimir 3.700 empleos y más de 1.000 oficinas

Se trata del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que la entidad va a acometer por las duplicidades en la red tras la adquisición del Banco Popular y para abordar los retos de la transformación digital. Así lo informaron fuentes sindicales tras la celebración de la segunda reunión del ERE que tuvo lugar este martes, en la que el banco manifestó su intención de suprimir 1.150 oficinas y prescindir de algo más de 3.700 puestos de trabajo.

La reducción formulada por el banco afectará principalmente la red comercial y sus estructuras intermedias de apoyo, pero también los servicios centrales en la medida en que se reduzca la red a la que dan soporte. Fuentes sindicales señalaron que el proceso no se va a iniciar antes de que finalice la integración tecnológica entre Santander y Popular, prevista para el próximo mes de julio. Así, ven probable que el acuerdo se cierre entre mayo y junio para comenzar a ejecutarse este otoño.