Betanzos lamenta que no se atiendan sus reivindicaciones a la subida del peaje de la AP-9


El gobierno local lamentó que un año más el vecindario de Betanzos y la comarca tenga que padecer una nueva subida de los peajes y no se tengan en cuenta sus peticiones a la hora de liberalizar el tramo entre A Coruña y la comarca de Betanzos en los peajes de Macenda y Guísamo, segundo explicó la alcaldesa, María Barral.

La propuesta de Betanzos, refrendada en su día por el Consorcio de las Mariñas y en las últimas semanas por el Ayuntamiento de Cambre, fue trasladada a la Xunta para que el gobierno autonómico y el del Estado negociaran con la concesionaria, “como hicieron en su momento en el sur de Galicia, y liberalicen, como mínimo, estos peajes en los desplazamientos de regreso”.

Sobre esa propuesta, que el gobierno local pretende recuperar y en la que insistirá nuevamente, no hubo ninguna respuesta positiva. Consideran que la N-VI, a pesar de algunas mejoras, por sus características no es un viario que pueda soportar en estos momentos “la densidad de tráfico que soporta” a diario, y que aumentó año tras año, debido, especialmente, a la subida de tarifas de la autopista. El Ayuntamiento afirma que es necesario que se adopten medidas para que parte del tráfico que tiene la N-VI pueda tener otra alternativa en sus desplazamientos a la capital herculina durante todo el año a través de la AP-9 tanto desde Macenda como desde Guísamo, y evitar así retenciones y accidentes.