Bruselas rechaza los cambios que Londres propone para el Brexit

El primer ministro británico, Boris Johnson, ha hecho saber que podría surprimir una parte clave del acuerdo de salida: la relativa a Irlanda del Norte. Y también ha explicado que si no se alcanza un acuerdo de aqui al 15 de octubre sobre el capítulo comercial, habrá que renunciar a él y «pasar a otra cosa». En Bruselas, la sugerencia de introducir cambios en el Acuerdo de Salida ha provocado enfado, pero siguen abiertos al dialogo. «Confío en que el gobierno británico implementará el Acuerdo de Salida», ha tuiteado Ursula von de Leyen, presidenta de la Comisión Europea. «Es una obligación según la legislación internacional y un prerrequisito para cualquier acuerdo de futuro». Las negociaciones comerciales sobre el Brexit están estancadas, por lo que la posición británica parece destinada a doblegar a Bruselas para que haga más concesiones. Pero también hay quien teme que Londres podría estar preparando a sus ciudadanos para un Brexit sin acuerdo.