Carta abierta de Paula Mouzo, Secretaria General del PSdeG-PSOE de Vimianzo

Imaxe de arquivo PSOE Vimianzo

El próximo sábado, 15 de junio, en cumplimiento de la ley electoral, se procederá a la constitución del Pleno del ayuntamiento de Vimianzo, así como la elección de alcalde o alcaldesa.

Si hacemos caso a los resultados emanados de las urnas, el pueblo habló con claridad. Vimianzo exige cambio. El partido en el Gobierno, con Manuel Antelo de alcalde, perdió la mayoría absoluta y un total de tres concejales, el Partido Socialista fue la fuerza más votada y obtuvo seis representantes. Sería pues razonable pensar que Mónica Rodríguez había sido la concejal que había ocupado la silla de la Alcaldía, como primera de lista del PSdeG-PSOE.

Es cierto que la representación obtenida por el Partido Socialista no legitima por sí sola a la candidata de este partido para ser la alcaldesa los próximos cuatro años porque no obtuvo la mayoría absoluta, pero existen una serie de argumentos que me gustaría poner en público conocimiento antes de que el próximo sábado llegue a triunfar el mal perder y la cólera personal de una persona, sobre el mandato popular, solo porque la aritmética electoral y la ausencia de ética lo permite. Al final, el gran perjudicado sería el pueblo de Vimianzo.

No pierdo el tiempo dirigiendo mis argumentos hacia Manuel Antelo, que no digirió la derrota y le costa asimilar la presencia de Mónica Rodríguez en el que había sido su despacho. Hablo para los demás, y especialmente para sus compañeros y sus compañeras de lista y partido. Aquellos y aquellas que lo acompañaron hace ocho años, cuando desde el BNG, unas siglas de izquierdas y nacionalistas pidió el respeto para la candidatura más votada, y el Partido Socialista entendió que la gente había diversificado el voto, pero que por encima de todo había un mandato de cambio en el Ayuntamiento, y así lo favorecimos. No sin costes!, pero los socialistas estaremos siempre del lado de la razón expresada por el vecindario de Vimianzo.

Ahora se presentaba una nueva formación, pero bajo los postulados ideológicos que eran el cierne del grupo y del líder. No era el BNG, pero Antelo y su formación se presentó la estas elecciones afirmando defender un programa que, en lo ideológico se definía de izquierdas y nacionalista. Pues bien, ahora el vecindario mira con sorpresa como esa formación, que demostró un importante respaldo de la ciudadanía a pesar de la caída en el número de concejales, va a favorecer que en el Partido Judicial de Corcubión se establezca un Gobierno municipal con una alcaldesa del PP, de la derecha, que obtuvo tan sólo dos concejales en los pasados comicios.

Vimianzo no se merece que la retorcida voluntad de un solo hombre, comido por la cólera de haber perdido la alcaldía. Sobre todo no soporta que esta recaiga sobre alguien que no tolera, por miedo a su eficiencia. Tiene miedo a que el ejercicio del Gobierno de Rodríguez Ordóñez sea tan beneficioso para el vecindario que Vimianzo repita y aumente su apoyo a la candidatura socialista y cada vez le quede más lejos volver a Gobernar.

Detrás de esta simple razón se esconde la maledicente idea que desparrama Antelo allí donde lo escuchen: vuelven los Alveitas. Que triste intentar estigmatizar de este modo a una contrincante que, por otra parte, de su familia solo se puede sentir orgullosa. Los miedos y la impotencia de cada uno provocan fantasmas, pero nada tienen que ver con la realidad.

La realidad es otra. De no ponerle remedio, de no evitar que suceda, tendremos este sábado una alcaldesa del PP. Que lejos quedan los tiempos de la defensa de que gobierne la lista más votada o de anteponer la disciplina y la ética del partido!.

El rencor y la cólera de Antelo van a condenar a Vimianzo a romper con sus ansias de cambio, con el avance social y económico, con la recuperación del espacio que sin más ayuda que nuestra propia fuerza, nos hizo cabecera de comarca y referencia de progreso, por ejemplo en materia de servicios sociales.

Lo que suceda este sábado es importante, vital, para el futuro de Vimianzo. El vecindario no merece una alcaldesa cuyos hilos mueva la egolatría y dejadez que, hasta la propia alcaldesa quería dejar atrás.

Pido, como secretaria general del PSdeG-PSOE de Vimianzo la reflexión de quien tiene en la mano con su voto personal e intransferible la devolución de la razón a la voluntad del pueblo expresada en las urnas. Vimianzo dijo cambio, merece el cambio. Para que prevalezca esta voluntad mayoritaria es preciso que se favorezca la elección de Mónica Rodríguez como la alcaldesa de todas las vimiancesas y todos los vimianceses.

Fdo. Paula Mouzo
Sec. General PSdeG-PSOE de Vimianzo