Castilla y León permanecerá cerrada hasta mayo


El presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, anunció nuevas medidas restrictivas ante el avance del coronavirus que incluyen que la comunidad permanecerá cerrada mientras se mantenga el estado de alarma y limitaciones, desde este domingo y durante 14 días, en la hostelería de las provincias de Ávila, Segovia y Palencia. De este modo, a partir del día 10, los locales en interior de estas tres provincias deberán estar cerrados, excepto para servicio a domicilio o en terrazas -no se incluyen las pescaderías-, al igual que las grandes superficies comerciales, instalaciones deportivas y salas de apuestas y bingos, que estarán clausuradas durante las próximas dos semanas. Toda la Comunidad se mantendrá en cierre perimetral lo que resta de estado de alarma, hasta el 9 de mayo, fecha hasta la que se regirá también el toque de queda entre las 22 horas y las 6 de la mañana, y las reuniones de hasta seis personas como máximo.