Científicos australianos crean una piel sintética muy parecida a la humana


La tecnología sigue dando pasos agigantados que nos permite tener una mejor vida. Aunque todavía nos falta la vacuna contra el coronavirus, recientemente se ha dado un avance muy bueno. Y es que gracias a la tecnología se puede crear piel humana. Esto puede servir de gran ayuda a los hospitales para muchos tratamientos. Aunque ojo, también tiene su lado B.

En concreto han sido unos científicos australianos los que han logrado crear una piel sintética que reacciona al dolor al igual que la piel humana. El equipo de la Universidad RMIT en Melbourne lo explica en un reportaje publicado en la revista Advanced Intelligent Systems. Nosotros te traemos los principales puntos de este interesante estudio, que puede servir de revolución para la medicina.

La piel, esa cubierta externa que tenemos los animales (seres humanos incluidos) tiene una importancia esencial en la vida. Como curiosidad, te diremos que en el ser humano adulto ocupa una extensión de 2 metros cuadrados y pesa 4.1 kilos. Tiene un espesor que oscila entre 0,5 mm en los párpados y 4 mm en el talón.

La piel tiene distintas funciones, más o menos marcadas según la especie de que se trate. La más importante es la que hace de barrera de protección frente el medio externo, está dentro de las primeras barreras inmunológicas. Por eso en tiempos de confinamiento es fundamental llevar un cuidado de la piel. Y también nos permite realizar la respiración, y también la excreción, como es el caso del sudor. La tecnología desde hace muchos años se ha propuesto poder hacer una piel humana, y parece haberlo conseguido.