Comienzan los cribados periódicos de los trabajadores de las residencias sociosanitarias


La Consellería de Sanidad comenzó esta semana el primer cribado empleando muestras de saliva de los trabajadores de centros sociosanitarios de Galicia y que se realizarán esta semana. Esta técnica posibilita la autotoma por parte de los participantes en el cribado y se repetirá cada 14 días.

La técnica de recogida de muestra es muy sencilla. El profesional en su casa, recoge 1ml de saliva al levantarse, en ayunas sin tomar agua y sin lavarse los dientes, en un tubo. Esta muestra se entregará en las áreas sanitarias y se remiten al laboratorio de Microbiología del área sanitaria de Vigo. El análisis de las muestras se lleva a cabo mediante la técnica de pooling que permite agrupar varias muestras en un único análisis.

En cuanto a las personas residentes, dada la imposibilidad de la recogida de muestra de saliva, se realizará un muestreo aleatorio cada 14 días. Este muestreo se basa en un modelo matemático que incorpora distintos parámetros que objetivan la incidencia de la infección ocasionada por la covid-19 en cada área sanitaria, lo que permite modificar el número de muestras recogidas en función de la situación epidemiológica.

Con este cribado sistemático en las residencias gallegas se conseguirá la detección de personas asintomáticas y, con ello, la prevención y vigilancia de la infección ocasionada por la covid-19 y la toma de decisiones adaptadas a la realidad de cada centro.

Las personas que viven en una residencia de mayores o de discapacidad se encuentran en una situación de vulnerabilidad ante la infección por la covid-19 por varios motivos: edad avanzada, habitualmente presentan patología de base o comorbilidades, tienen contacto estrecho con otras personas y suelen pasar mucho tiempo en entornos cerrados y con población igualmente vulnerable. Además, se trata de colectivos en los que la sintomatología de la enfermedad puede quedar enmascarada. Con este cribado sistemático en las residencias gallegas se conseguirá la detección de personas asintomáticas y, con ello, la prevención y vigilancia de la infección ocasionada por la covid-19 y la toma de decisiones adaptadas a la realidad de cada centro.