Compostela volvió a brillar con los fuegos del Apóstol


En la noche de los fuegos del Apóstol, en Santiago de Compostela se volvió a apostar por un sistema múltiple de lanzamiento: desde la Alameda, el Parque Eugenio Granell, el Monte Gaiás, As Cancelas y el Parque de Carlomagno. El objetivo de esta distribución fue evitar las aglomeraciones por culpa de la covid. La empresa valencian Ricasa, ha sido la encargada de que a partir de las once y media de la noche y durante unos quince minutos fuera posible ver el espectáculo, que tiñó de luz el cielo de la ciudad. Los fuegos siguen siendo uno de los grandes atractivos de la noche del 24 de julio , aunque de momento haya que renunciar al espectáculo audiovisual de la Praza do Obradoiro.