Corte de tráfico el lunes y el martes en el acceso a la carretera de Baíñas desde el puente de Baio

Cedida.

La colocación de las losetas para la ampliación del puente sobre el río Grande, en Zas, hacen preciso un corte de tráfico este lunes y martes en el acceso a la carretera de Baíñas desde la AC-552 en Baio.

El acceso a esta vía, que comunica con el núcleo de Baíñas, permanecerá cerrado entre las 08,00 y las 20,00 horas los próximos lunes y martes debido a la presencia en la carretera AC-552 de una grúa automóvil de gran tonelaje, necesaria para el montaje de las losetas sobre el puente, que impedirá el paso de los vehículos.

Para facilitar la circulación, se habilitará un desvío alternativo por Bamiro para el tráfico rodado, que estará señalizado con la antelación necesaria. Se mantendrá operativo el paso de cebra, que podrá ser cortado en momentos puntuales, cuando se eleven las losetas, por razones de seguridad.

Los próximos días 29 y 30 se procederá al montaje de las 13 losetas que conformarán el tablero ampliado del puente. Se trata de piezas de 12 metros de largo y con pesos que varían entre las 14 y las 25 toneladas. Una vez montadas, se procederá a la conexión de las y hormigonado de las juntas.

Tal y como se le trasladó esta misma semana a los vecinos y empresarios de Baio, está previsto reabrir la circulación en el puente al tráfico rodado el día 10 de diciembre.

La Xunta lamenta las molestias que las obras le están causando la ciudadanía pero, a pesar de que se prevé que las losetas queden colocadas entre el lunes y el martes próximos, razones de seguridad hacen necesario un tiempo desde la colocación de las losetas hasta la apertura al tráfico y la entrada en carga de la estructura construida.

Una vez abierta al tráfico a puente, se continuará con los trabajos de final de las obras (aglomerado, aceras, señalización), que precisarán de cortes puntuales. En cualquiera caso, para minimizar las aficiones, estos trabajos se realizarán ya en el año 2022, una vez finalizado el período de Nadal.

Hace falta recordar que en esta actuación, ante las dificultades técnicas encontradas al inicio de su ejecución, fue necesario acometer una reorganización de los trabajos y de la circulación en distintos momentos, de la que fueron informados puntualmente los alcaldes de los ayuntamientos de Vimianzo y de Zas.

Concretamente, con el inicio de las obras se comprobó que la antigua acera estaba en un voladizo sostenido por un contrapeso sobre el propio puente y, una vez eliminado el firme, se observó que sus dimensiones eran mayores de las previstas inicialmente, lo que obligó a realizar demoliciones de mayor alcance que las planificadas, ejecutadas siempre teniendo cuidado de no dañar la estructura.

La Xunta está invirtiendo 328.000 euros en las obras de rehabilitación y ampliación del  puente sobre el río Grande, con el fin de poner en valor la propia estructura y su entorno, tanto las aceras, como los márgenes del río y los trechos de acceso al puente.

La obra, que cuenta con la resolución favorable de la Comisión Provincial de Patrimonio, se centra en la ampliación de la sección transversal mediante la ejecución de una loseta de hormigón armado, con voladizos en ambos laterales. La ampliación permitirá reordenar el tráfico rodado y peatonal, ya que la nueva sección transversal posibilitará albergar dos carriles de 3 metros de ancho y arcenes de 0,25 o aceras de 2,10 metros de anchura.