Desarrollan soluciones para el uso de algas como abono orgánico


El consorcio del proyecto Gestión integral de las algas de arribazón en Galicia. Valorización por compostaje biológica (Gestalgar) hizo balance esta semana de los resultados obtenidos en esta iniciativa en la que se desarrollaron soluciones para el uso de las algas como materia prima en procesos de compostaje biológica que dan lugar a abono orgánico para la regeneración ambiental. Este proyecto aportó diferentes conocimientos que pueden ser aprovechados por las cofradías de pescadores, ayuntamientos, empresas de compostaje y por el sector de la agricultura para avanzar en el tratamiento y valorización de las algas.

Gestalgar desarrolló su actividad entre septiembre de 2018 y diciembre de 2020, fue financiado por el Programa Conecta Pyme en el marco del programa operativo FEDER Galicia 2014-2020 y estuvo integrado por las empresas Intacta Gestión Ambiental, Ecocelta Galicia y Demaux Manufacture, junto con el Centro Tecnológico del Mar y la Agencia Gallega de la Calidad Alimentaria (Agacal).

En el tiempo que duró el proyecto los socios diseñaron y construyeron un prototipo móvil de tratamiento de algas de arribazón para compostaje destinado a lavar este recurso y a habilitarlo como materia prima para este proceso, bien en los puntos de origen (playas) o en los de destino (plantas de compostaje). Este prototipo fue presentado a representantes de cofradías de pescadores y de ayuntamientos en dos jornadas de demostración realizadas en Mugardos (A Coruña) y Campelo (Pontevedra).

Dentro de este proyecto también se realizaron distintos ensayos con las algas para la obtención de distintas tipologías de abono orgánico de cara a poder aplicarlas en la regeneración de áreas afectadas por incendios, regeneración de taludes o tratamiento de aguas ácidas.

Con todo esto se sientan las bases para la creación de una cadena de valor desde un punto de vista empresarial, de convertir un residuo en un producto de valor con alta demanda y con un mercado potencial a nivel internacional. Además se ponen sobre la mesa distintas posibilidades para contribuir de manera sostenible al aprovechamiento de las algas de arribazón que se acumulan en las costas gallegas.