Desembarcados en Lampedusa 83 migrantes del Open Arms


Diecinueve días después, los 83 migrantes que aún quedaban a bordo del barco de la oenegé Proactiva Open Arms desembarcaron finalmente en la madrugada de este miércoles en el puerto de Lampedusa, a solo ochocientos metros de donde estaba fondeado el barco. Pisaron tierra por orden de la Fiscalía y, antes de hacerlo y ser identificados por la Policía, entonaron el Bella Ciao, el himno de la resistencia antifascista, y lanzaron gritos de Boza! en señal de victoria. La tripulación llevaba tiempo avisando de que la situación era explosiva y el Ministerio Público le dio la razón. El buque deberá permanecer, en principio, un par de semanas en Italia en el marco de la investigación abierta por la Fiscalía de Agrigento por un posible delito de secuestro para determinar porque no pudieron desembarcar antes a pesar de que la semana pasada un tribunal tumbó la orden del ministro del Interior, el ultraderechista Matteo Salvini, de que no habían entrado en aguas territoriales italianas. Las pesquisas no se dirigen contra ninguna persona en concreto pero a nadie se le escapa que Salvini y su negativa a abrir los puertos a las ONGs está detrás de la situación vivida. El Open Arms llegó a tener a bordo 160 migrantes, rescatados cuando estaban en riesgo de ahogar.