Desolación tras la explosión que ha sacudido Beirut

La imagen sigue dando la vuelta al mundo. La tremenda explosión registrada en el puerto de Beirut, que sacudió este martes la capital libanesa, se pudo sentir a kilómetros de distancia.

Lo que empezó como un fuego en un almacén en el puerto se ha convertido en la mayor catástrofe sufrida en años en Beirut.

El país ha decretado tres días de luto oficial por la tragedia. Incluso el Gobernador de la capital ha sido incapaz de contener las lágrimas.

El balance de víctimas da una idea de la dimensión de la tragedia. Ya hay cerca de 100 muertos y alrededor de 4.000 heridos. Una cifra que podría aumentar durante el día. Además, se estima que más de 200.000 personas se encuentran ahora sin hogar al ser destruido por la explosión.

Los hospitales de la capital libanesa están desbordados, algunos de ellos se encuentran dañados por la explosión y no pueden atender más heridos. Mientras, las labores de rescate no cesan. Durante la noche los equipos han seguido trabajando en la zona en busca de víctimas.

La explosión que ha supuesto un enorme golpe para el país se suma a todas las crisis que azotan al Líbano.