Despliegue policial en Austria en busca de posibles terroristas


Un amplio dispositivo policial, integrado por unos mil agentes, sigue a la busca en Austria de posibles terroristas que puedan estar vinculados con la cadena de atentados que se produjeron este pasado lunes en Viena. Los ataques dejaron por el momento cuatro personas muertas y veintidós heridas. Uno de los atacantes, abatido por la policía, iba armado con un fusil de asalto. Era un simpatizante del grupo xihadista Estado Islámico, que ya asumió la autoría del atentado, según precisó el Gobierno austríaco. Hasta el momento se realizaron 14 detenciones del círculo terrorista tras los registros realizados en Viena y en la región de la Baja Austria. Esta cadena de ataques terroristas se produjeron cuando cientos de personas estaban en una popular zona de bares de Viena, unas horas antes del cierre de la hostelería ordenado por el Gobierno austríaco para frenar la pandemia.