Detenido un empleado de una agencia de viajes por estafar 300.000 euros a 154 personas

Imaxe de axentes entrando nun cuartel da Garda Civil

La Guardia Civil detuvo, en el marco de la operación Toursa, un vecino de la localidad lucense de Sarria como supuesto autor de los delitos de estafa, apropiación indebida, falsedad documental y publicidad fraudulenta, dado que es sospechoso de estafar 154 personas de toda Galicia un total de 300.000 euros. «Los presuntos hechos delictivos venían sucediendo desde finales del pasado año, cuando el detenido trabajaba como empleado en una agencia ubicada en la localidad de Sarria», explica a Benemérita en un comunicado.

Esta persona contactaba con vecinos y amigos para ofertarles diferentes productos y luego ellos se dirigían directamente a él, a través de programas de mensajería instantánea, para solicitarle presupuestos de viajes. Supuestamente, en los momentos “en los que se encontraba solo en la oficina o mismo fuera de su lugar de trabajo”, informaba a las víctimas de que existía “una inmejorable oferta”, pero para que se pudieran beneficiar de la misma debían realizar “lo antes posible el pago de gran parte del coste total del viaje, o esa oferta desaparecería”.

Acordada la reserva, el detenido les facilitaba números de cuentas pertenecientes a dos entidades bancarias de las cuales él era el único titular. Tras recibir el ingreso del importe solicitado, informaba a las víctimas de que ya se realizó la reserva, y mismo llegaba en numerosas ocasiones a emitir documentos y certificados falsos, donde figuraban números de localizadores de viajes y hoteles.

En muchos de ellos llegó a estampar el sello de las agencias de operadores turísticos para simular que se trataba de documentos reales y darle mayor confianza a las víctimas. En la agencia se dieron cuenta de la presunta mala praxis llevada a cabo por su empleado y comenzaron los problemas con las supuestas reservas que había simulado realizar, porque los afectados se presentaban para solicitar información aportación del estado de las mismas y exigían la devolución del importe pagado o la confirmación del viaje solicitado.

“En el marco de las investigaciones y ante la situación vivida por el estado de alarma, se tomó declaración a 48 afectados a través de videollamada, formalizando las manifestaciones en dependencias oficiales una vez finalizó dicho estado”, aclara la Guardia Civil. El presunto autor de los hechos, que será puesto a disposición judicial en las próximas horas, devolvió una parte del dinero estafado a varias de sus víctimas.