EEUU se retira del tratado de Cielos Abiertos y tensa la relación con Rusia

Estados Unidos abandona el Tratado de Cielos Abiertos, que permitía los vuelos militares sobre los territorios de los 35 signatarios para reforzar las relaciones de confianza con el objetivo de evitar el conflicto entre Washington y Moscú.

Para justificar su marcha, el presidente Donald Trump dijo que a pesar de su muy buena relación con Rusia, ellos no habían respetado los términos del tratado. «Hasta que se adhieran, nos retiraremos», dijo. «Pero, hay gran posibilidad de que hagamos un nuevo acuerdo o de que hagamos algo para que ese acuerdo vuelva a estar en marcha.»

La lucha armamentística con Rusia ya había llevado a la retirada del Tratado sobre Fuerzas Nucleares de Alcance Medio y pone en tela de juicio la renovación del actual acuerdo de limitación de armas nucleares, que expira en 2021.

El Pentágono intervino en la controvertida retirada. «Desde 2017, Estados Unidos ha detectado varias violaciones del tratado por parte de Rusia, incluida la imposición de un límite de 500 kilómetros alrededor de Kaliningrado, que reduce la transparencia en una zona altamente militarizada», dijo Jonathan Hoffman, portavoz del Pentágono.

Para los rusos, la retirada de Estados Unidos representa un gran golpe al sistema de seguridad militar de Europa. Como era de esperar, Moscú niega las acusaciones y contraataques de EE.UU., asegurando que ha identificado varias violaciones de los términos del acuerdo por parte de Washington.

Aseguran que la Administración Trump estaba trabajando para «descarrilar todos los acuerdos sobre el control de armas».

A pesar de la tensión, el Kremlin se muestra dispuesto a resolver el problema a través del diálogo.