EEUU suma 80.000 muertos y carga contra China


Los Estados Unidos sigue alimentando la hipótesis de la responsabilidad de China en “ocultar” presuntamente información sobre la “gravedad” de la COVID-19, mientras no pudo frenar el avance del coronavirus, que ya supera los 1,3 millones de casos y los 80.000 muertos. Una coalición de 18 fiscales estatales, identificados cómo del Partido Republicano, el mismo del presidente estadounidense Donald Trump, pidió al Congreso investigar al Gobierno chino por la gestión de la enfermedad. “Informes recientes sugieren que el Gobierno comunista chino ocultó a propósito y con conocimiento información sobre la gravedad del virus, al tiempo que almacenaba equipos de protección personal”, reza una carta enviada por los fiscales a líderes del Congreso, entre ellos la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, y el líder republicano en el Senado, Mitch McConnell.