El Banco de España cree que el PIB caerá por lo menos un 9,5% este año


Pablo Hérnández de Cos, gobernador del Banco de España, cree que “la contrapartida necesaria de este activismo debe ser el anuncio temprano de una estrategia de reducción de los desequilibrios fiscales para su aplicación gradual posterior”.

En abril, el Banco de España auguraba una caída del 6,6% en la economía española. En un mes el pesimismo del Banco de España aumentó 3 puntos: cree que la economía española se hundirá entre un 9,5 y un 12,4%. Ante estas cifras, Hernández de Cos dijo en el Congreso que hace falta una terapia de choque a corto plazo que minimizar daños. Eso sí, cree que después habrá que hablar de ajustes.

De Cos propone recortar el gasto ineficiente, ve margen para subir el IVA o los impuestos medioambientales y cree razonable una tasa a las multinacionales. Dice que el esfuerzo es tal que no se puede pensar en afrontarlo solo con nuevos impuestos. Y apela al consenso.