El Banco de Inglaterra prevé un retroceso del 30%


La economía del Reino Unido sufrirá su mayor desplome en tres siglos por el coronavirus.

Las previsiones del Banco de Inglaterra (BoE) no encuentran referente histórico. Habría que remontarse a la quiebra de la Compañía de los Mares del Sur en 1720, para ver a la economía británica caer un 30% en seis meses y cerrar el año con un retroceso del 14%.

La única buena noticia es que la recuperación de la actividad será rápida y sólida que podría cerrar el año que viene con una subida del 15%. Todo dependerá del ritmo de las medidas de desconfinamiento que permitan reanudar la actividad productiva.

Y como en todas las crisis, se prevé una sangría de paro que llevaría el desempleo desde el 4% actual hasta el 9% durante este año 2020, siempre según el informe trimestral del Banco de Inglaterra.

Una situación que obliga a mantener su política monetaria, con el tipo de interés de referencia en el 0,1% aunque de momento no amplía sus medidas de estímulo. Habrá que esperar hasta la reunión de junio.