El Banco Santander estudia prescindir de 271 trabajadores y cerrar 135 oficinas en Galicia


A falta de conocer la distribución exacta por territorios, los sindicatos calculan que en Galicia el ajuste podría afectar el 14% del plantel, unos 270 empleados, y a unas 135 oficinas. Apuntan que el Santander tuvo más de 7.000 millones de beneficios por los que hay margen, dicen, para negociar un ere a través de bajas vegetativas.

La dirección del Santander y los sindicatos celebraron la primera reunión formal para negociar el expediente de regulación de empleo con el que la entidad pretende reducir unos 3.700 puestos de trabajo por causas productivas y operativas.

Según los sindicatos, una empresa que cerró el ejercicio con 7.000 millones de beneficios debería evitar medidas traumáticas para reducir personal y evitar también que la medida le cueste dinero a las arcas públicas.

De momento, la dirección del banco Santander contrató una empresa experta en reubicaciones para ofrecerle una alternativa laboral a los que deseen seguir trabajando fuera de la entidad. En 2018, tras la compra del Banco Popular, la dirección puso en marcha otro ere en el que marcharon 1.000 empleados. El 73 por ciento está reubicado y la dirección confía en reubicar el cien por ciento la finales de este año.