El BNG afirma que «el PP convierte el Parlamento Gallego en su feudo exclusivo»

Cedida.

Los diputados del BNG, Mercedes Queixas, Manuel Lourenzo y Daniel Castro abandonaron la Comisión de Educación y Cultura en protesta por lo que definen como una “vulneración de derechos” ejercida por la presidenta de la comisión, la popular, Teresa Egerique Mosquera.

La parlamentaria del BNG, Mercedes Queixas, explicó el abandono de la comisión afirmando que la popular Teresa Egerique mantiene “un reiterado desprecio” por los “derechos democráticos” de los diputados y diputadas y “un uso partidista” del Parlamento gallego como un “feudo exclusivo del PP”.

Los diputados y la diputada del Bloque tomaron esta decisión después de que la presidenta de la comisión determinara el debate acumulado de una iniciativa nacionalista y otra del PP: la primera sobre las gestiones a realizar por la Xunta para que la lengua gallega esté disponible en las plataformas digitales y la segunda, sobre las actuaciones a desarrollar por el Gobierno gallego para favorecer el acceso a formatos digitales de obras en gallego y fomentar la lectura digital, dos asuntos que no tienen relación entre sí, salvo la palabra “digital”.

Egerique decidió continuar con el debate pese a los argumentos esgrimidos por el BNG, una actitud que la portavoz nacionalista de Cultura califica de “ intolerante y antidemocrática”. Para el grupo parlamentario del Bloque, este proceder busca evitar que el Parlamento sea “un verdadero foro de debate” y muestra una concepción “censora y de veto” sistemático a las propuestas del Bloque Nacionalista Galego.

La diputada del BNG recuerda que no es la primera vez que Egerique usa la “mentira y la manipulación” para ocultar su incapacidad para desarrollar la alta responsabilidad como presidenta de la comisión de Educación y Cultura. Este uso interesado del Parlamento en beneficio del PP muestra, segundo remarca, “la verdadera actitud antidemocrática del partido de Rueda”.