El BNG apuesta por un Vigo “más igualitario, más participativo y más sostenible”


En el día mundial de las ciudades, el Bloque Nacionalista Galego llamó a repensar colectivamente el proyecto de ciudad para Vigo frente a lo que califica de «inercia y el agotamiento del actual Gobierno municipal», apostando por un modelo que avance cara una mayor justicia social, más participación democrática y sostenibilidad ecológica. El frente nacionalista aboga porque Vigo lidere, desde la cooperación, su área metropolitana y que se convierta en el motor de toda Galicia.

El concejal del BNG en Vigo, Xabier P. Iglesias, defendió que es necesario un nuevo proyecto de ciudad que supere la inercia y la falta de ideas que definen la política municipal de los últimos años. «La ciudad es mucho más que un espacio o un territorio, la ciudad es fundamentalmente una comunidad humana. Es la primera célula social, el ámbito en el que la sociedad toma forma y en el que se materializa y desarrolla. Y por eso desde el BNG apostamos por un Vigo de futuro» explicó.

Iglesias sintetizó los elementos que deben definir una nueva hoja de ruta estratégica para la ciudad señalando cómo principales líneas «hacer de Vigo una ciudad para el pueblo, poniendo los problemas reales de la gente en el centro de la agenda política y con más participación democrática».

El portavoz municipal nacionalista apuesta también por hacer de Vigo un «espacio de iguales y de justicia social» para lo cual recordó que «la mejor manera de humanizar es haciendo que ninguna persona tenga que malvivir o malmorir en las calles» y demandó políticas «radicalmente feministas para avanzar hacia una igualdad real».

Además, sostiene que «es más estratégico que nunca avanzar hacia un modelo de ciudad sostenible en términos ecológicos», para lo cual abogan por ganar espacio para las personas frente a los vehículos, aumentar las políticas de respeto y bienestar animal y reconciliar la ciudad con su medio natural, ensanchando la protección ambiental de sus montes, del Lagares y de la faja litoral.

Participación

Desde el Bloque subrayan que construir el Vigo del futuro es una tarea colectiva e insisten en demandar más participación democrática frente a los tics autoritarios del actual Gobierno municipal. «El Vigo que queremos es un Vigo al servicio de las más de 300 mil personas que vivimos y trabajamos en la ciudad, y eso pasa por dialogar y escuchar, sobre todo a quién piensa diferente», afirmó Iglesias.

Con esa finalidad, insisten en demandar medidas efectivas que faciliten la participación en la toma de decisiones, como la conversión de los organismos consultivos que hoy existen en el Ayuntamiento en espacios de codecisión popular y superar su carácter meramente ornamental, o el despliegue de presupuestos participativos.

Motor de una nueva Galicia

Iglesias reivindicó las potencialidades que tiene Vigo para convertirse «en el motor de todo un País». «Frente a ese afán permanente por empequenecer la ciudad, por encastelala, por amurallarla para enfrentarnos con todos por todo, el BNG apostamos por un Vigo que lidere, tejiendo sinergias, su área metropolitana, que se convierta en la capital gallega de la innovación, de la tecnología y de las comunicaciones, para ser el motor de una nueva Galicia», enfatizó.