El FBI investiga la explosión de Beirut

«¿Qué sucedió exactamente? ¿Qué fue lo que provocó la explosión? Tenemos asegurarnos de que haya una investigación exhaustiva, transparente y creíble, que es lo que todo el mundo están exigiendo», declaró el enviado estadounidense David Hale, que se reunió el viernes con el presidente Michel Aoun, al que exigió reformas y luchar contra la corrupción, para que pueda desbloquearse la ayuda financiera internacional para el Líbano.

Ya están en Beirut los miembros del FBI que colaboran en la investigación.

El presidente Aoun ha admitido que fue informado de la peligrosidad del material explosivo almacenado en el puerto de Beirut dos semanas antes de la deflagración.

Las casi 3.000 toneladas de nitrato de amonio habían llegado en un barco con bandera moldava en 2013 al puerto beirutí, donde quedó confiscado por problemas técnicos.

Muchos libaneses quieren que la investigación esté fuera de las manos del gobierno libanés, sobre todo tras la reciente publicación de una carta que informaba del peligro del depósito de nitrato de amonio, 15 días antes de la explosión, pero las autoridades del Líbano hicieron caso omiso de la advertencia.