El Gobierno desaconseja las manifestaciones el 8-M


El Ejecutivo central desaconseja las manifestaciones y aboga por otro tipo de acciones que cumplan con garantías con todas las normas sanitarias. La vicepresidenta primera del Gobierno aseguró que va a participar «en todos los formatos posibles que no pongan en riesgo las decisiones de las autoridades sanitarias». «Ya nos gustaría, pero no podemos salir a las calles en las condiciones en que querríamos. La pandemia está antes, preservar vidas está antes», declaró Carmen Calvo. Podemos también insta a cumplir con las medidas. Victoria Rosell, delegada del Gobierno contra la Violencia de Género, aseguró que «este año toca hacer caso a todas las recomendaciones pero que nadie nos dé lecciones a las mujeres, desde la derecha, de cuidar la salud, de salvar vidas». Las organizaciones convocantes están descartando las grandes manifestaciones y piden máxima prudencia.