El Gobierno refuerza el sector del automóvil con un Plan dotado con 3.750 millones euros

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la presentación del Plan de Impulso a la cadena de valor de la Industria de la Automoción_La Moncloa
  • Este Plan posibilitará la rápida recuperación de una industria estratégica para la economía española que representa el 10% del PIB

El Gobierno, con el apoyo de los sindicatos y las principales asociaciones de la industria de la automoción, ha presentado este lunes el «Plan de Impulso a la cadena de valor de la Industria de la Automoción, hacia una movilidad Sostenible y Conectada».

El Plan incluye 20 medidas de tipo económico, fiscal, normativo, logístico, de competitividad, de formación y cualificación profesional, de compra pública sostenible y de planificación estratégica que dan cobertura a toda la cadena de valor de la industria. Además, promueve una movilidad segura y sostenible en un contexto de cambios asociados a la descarbonización y de transformación digital.

El Plan cuenta con un presupuesto de 3.750 millones de euros e incluye medidas de impacto a corto plazo, que se implementarán y ejecutarán en este año 2020, y medidas estratégicas de medio plazo, que se implementarán y ejecutarán a partir del próximo año 2021 y que podrán ser financiadas con el apoyo de los fondos europeos para la recuperación.

En el actual proceso de reconstrucción económica y social, este Plan va a posibilitar la rápida recuperación de una industria estratégica para la economía española que representa el 10% del PIB, el 19% del total de las exportaciones y emplea a 650.000 personas de manera directa y a dos millones de trabajadores si también se tiene en cuenta el empleo indirecto. Además, el Plan va a contribuir a paliar los efectos adversos del COVID-19 sobre la competitividad del sector de la automoción en España y da el apoyo necesario para asegurar la continuidad y liderazgo de la industria mediante su adaptación a los retos identificados y la orientación a la sostenibilidad.

«Se trata de hacer lo que haga falta para amortiguar las enormes pérdidas del sector en el ejercicio 2020 mientras sentamos las bases de la industria del mañana: una industria que saldrá fortalecida de la mano de la electrificación y la digitalización y que contribuirá a que nuestro país avance en la senda de la transición ecológica justa», tal y como ha destacado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.