El Grupo Socialista exige a la Xunta la liberalización de los peajes de la AG-55 y la AG-57

Cedida.

La portavoz de Infraestructuras del Grupo Socialista, Patricia Otero, viene de exigir a la Xunta la liberalización de los peajes de las autopistas autonómicas AG-55 que une A Coruña y Carballo y de la AG-57 que une Puxeiros y Val Miñor, ya que “es un clamor social, es hora de acabar con esta injusticia”. Lo hizo en el Pleno del Parlamento, a través de una proposición no de ley presentada este martes.

Otero censuró el “expolio” al que está sometido el vecindario de la Costa da Morte, Bergantiños y Val Miñor, “principales agravados frente al resto de la ciudadanía gallega” cuando las demás vías de altas prestaciones de la comunidad autónoma son gratuitas. En este sentido, la responsable socialista lamentó que, a pesar de nacer siendo un vial público y gratuito, la AG-55 se privatizó en el año 1997 aprovechando la inauguración del segundo tramo entre A Laracha y Carballo, lo que supuso “un proceso de expolio a quién le habían sido expropiados sus terrenos para la construcción de una autovía pública”.

En esta línea, la portavoz socialista recordó que la Consellería de Infraestructuras redujo las tarifas de las autovías gallegas “para empresas de transporte y en horario noctuno”, lo cual es “insuficiente” para la ciudadanía afectada. Por todo esto, la diputada instó a la Xunta a presentar, en el plazo de seis meses, los estudios precisos para proceder a la “liberalización” de estos dos peajes, así como establecer “de manera inmediata” la rebaja de los peajes para la totalidad de las personas usuarias”.