El INE detecta un exceso de 44.000 muertes en las 21 primeras semanas de 2020

El número estimado de defunciones en España durante las 21 primeras semanas de 2020 (hasta el 24 de mayo) asciende a 225.930 fallecimientos, un 24,1% (43.945) respeto al mismo período de 2019, y la semana con mayor número de defunciones fue de 30 de marzo a 5 de abril con 20.575 personas (154,6%). Según la estadística Estimación de Defunciones Semanales durante el brote de COVID-19 que publica este miércoles el INE, por comunidades, los mayores aumentos en ese período se dan en la Comunidad de Madrid (72,7%), Castilla-La Mancha (58%) y Cataluña (41%); por el contrario, los menores incrementos se observan en las Islas Baleares (0,5%) y Región de Murcia (1,1%). En Galicia, la diferencia fue del 3,93%, por lo que está entre las más bajas de España. El INE aclara que estos datos reflejan la mortalidad sin distinguir causas, por lo que no se puede medir de forma exacta el impacto de la pandemia COVID-19 pero sí observar un considerable aumento en el número de defunciones en España. Por edades, los mayores aumentos acumulados de defunciones en las primeras 21 semanas se dan entre los mayores de 90 años (con 12.824 fallecimientos más, un 27,2% más que en el mismo período de 2019) y entre 85 a 89 años (con un aumento de 10.006 fallecimientos, un 25% más). En las edades inferiores a 54 años, apenas hay diferencias respecto a las defunciones inscritas en las mismas semanas del año 2019, refleja la estadística.