El monte gallego ya ardió más en tres meses que en todo 2018


La información viene a divulgada por el Ministerio de Agricultura a partir de las cifras suministradas por las comunidades autónomas, e indica que el pasado año ardieron en los montes gallegos un total de 2.618,09 hectáreas. Son apenas 600 más que en el que hasta ahora era el año con la superficie quemada más baja de la serie, el 2014. Y, obviamente, muchas menos que las casi 62.000 que ardieron en 2017, unas 50.000 de ellas en la gran ola de incendios de octubre de aquel año. Tras lo que por el momento es un paréntesis, el monte gallego finalizó el primer trimestre de 2019 regresando a la senda habitual. El balance provisional se disparó de vez con el incendio declarado a finales de marzo en los ayuntamientos de Dodro y Rianxo, que con sus 1.162 hectáreas de monte quemado en una zona con abundantes plantaciones de eucaliptos fué el primer gran incendio forestal del año, calificación que técnicamente solo tienen los incendios superiores a 500 hectáreas y que durante 2018 no se había registrado en ningún punto de Galicia.