El Museo Casa de la Troya reabre sus puertas este verano con una nueva exposición

Cedida.

El Museo Casa de la Troya reabrió sus puertas al público, iniciando así su temporada de verano. Podrá visitarse hasta mediados de septiembre. El horario es de 11:00 a 14:00 y de 16:00 a 20:00 horas, cerrando, como es habitual, los domingos y los lunes. El museo aplicará los protocolos acomodados frente a la COVID-19 para que las visitas se realicen con total seguridad.

Al acto de apertura asistieron el secretario general de Cultura, Anxo Lorenzo; la concejal de Acción Cultural, Mercedes Rosón; la presidenta de Alumni USC, Benita Silva; el presidente de la Asociación de Antiguos Tunos Compostelanos, entidad que gestiona el museo, Benigno Amor; la subdirectora general de Bibliotecas Públicas y del Libro, Cristina Rubal; la jefa del Servicio de la Biblioteca de Galicia, Noelia Bascuas; junto a varios directivos troyanos.

En el transcurso del acto se presentó la exposición “Lugín en Compostela. 150º aniversario de su nacimiento”, una iniciativa conjunta de la Xunta de Galicia y el Museo Casa de la Troya, que, después de recalar en la Cidade da Cultura de Galicia, puede contemplarse ahora en el museo, donde permanecerá durante todo el verano. Los visitantes podrán seguir las explicaciones de las guías a la antigua usanza pensión de estudiantes y por la propia exposición. Tal como indicó Benigno Amor, “las visitas son guiadas y tienen una duración aproximada de veinticinco minutos, en grupos de diez personas máximo”.

Por otro lado, continúan las rutas culturales teatralizados por el casco histórico de Santiago y el museo todos los viernes durante el verano. Ya se pueden hacer las reservas llamando al museo (981 585 159). El primero será este mismo viernes, 25 de junio.

Anxo Lorenzo recordó que “la mayor parte de los fondos de esta muestra proceden de la Biblioteca de Galicia de la Cidade da Cultura, donde se custodian documentos muy valiosos vinculados a Lugín”. Y destacó que “una exposición dedicada al 150º aniversario de Pérez Lugín también tenía que estar aquí, enriquecida además con fondos aportados por la Asociación de Antiguos Tunos. El resultado es una muestra de enorme interés, que le aporta un valor añadido a la visita de las personas que se acerquen a esta casa museo, un espacio céntrico de Compostela que ofrece un contenido cultural de relevancia”.

La concejal de Acción Cultural señaló que el sitio natural de esta exposición es la Casa de la Troya”. Mercedes Rosón puso de relieve que “el inicio de la nueva normalidad nos va a permitir disfrutar de cosas como esta. Cada vez llegan más peregrinos y visitantes y este es un lugar de encuentro y de relación perfecto para el conocimiento de nuestra ciudad”.

Asistentes al acto de apertura.

Alejandro Pérez Lugín y sus vínculos con Galicia y con Compostela

Alejandro Pérez Lugín (Madrid 1870 – Culleredo 1926) y su obra más destacada están muy ligados a Galicia, sobre todo a la ciudad de Compostela. Hijo de Antonio Pérez Serrano, natural de Cabra (Córdoba), y de la santiaguesa María Josefa del Carmen García Lugín y Castro, su árbol genealógico por parte de madre emparentado con Rosalía de Castro. Llega a Santiago en 1886, cuando sus padres se instalan en la capital de Galicia para regentar la camisería “Él buen gusto”, situada en una de las esquinas de la plaza del Toural, centro neurálgico de la ciudad en aquella época. En esos años es un estudiante más de su universidad, licenciándose en Derecho en 1891.

Luego de su labor periodística en Santiago y Madrid, publica su primera novela, La Casa de la Troya, en 1915, que en la época se convirtió en un auténtico best-seller. Fue llevada al cine por primera vez en 1924 -dirigida por el propio Lugín-, lo que la sitúa en una de los largometrajes más antiguos de la cinematografía española. La novela alcanzó gran popularidad, no solo en España -donde fue premiada por la Real Academia Española-, sino también en América. En la actualidad sigue siendo una de las obras más editadas en la historia de la literatura de nuestro país.

Muestra de 40 piezas

Además de conmemorar el 150 aniversario del nacimiento de Pérez Lugín, esta muestra quiere poner en valor La Casa de la Troya como retrato de la vida universitaria en el Santiago de Compostela de finales del siglo XIX y principios del XX. Se exponen más de 40 piezas, que tratan de reflejar no solo la historia que se recoge en la novela -la del estudiante Gerardo Roquer, que llega de Madrid a Santiago y se aloja en la pensión La Casa de la Troya-, sino también como era a ciudad compostelana de la época.

Además, se muestran otros títulos de la “literatura de campus”, tradición literaria en la que se encuadra la obra de Lugín. El visitante podrá acercarse asimismo a documentos que corroboran el éxito de la novela La Casa de la Troya, de su adaptación cinematográfica y de su versión teatral. El fenómeno editorial que supuso para su época a obra de Lugín y su huella en otras obras están también presentes en esta muestra homenaje a Alejandro Pérez Lugín, autor de una novela que puede definirse cómo de las primeras “superventas” de la literatura española.

Un edificio del siglo XVIII

El Museo Casa de la Troya recrea una antigua pensión de estudiantes y la vida universitaria de Santiago la finales del siglo XIX que inmortalizó Alejandro Pérez Lugín en su novela. El edificio, construido a mediados del siglo XVIII, fue hospedería de estudiantes entre 1886 y 1906 y en él se alojó el personaje principal de la novela de Lugín y sus compañeros de estudios. Abrió sus puertas como museo en 1993, gracias al mecenas compostelano Benigno Amor Rodríguez, fallecido en 2009.