El Plan forestal marca las directrices de gestión de los montes para los próximos 20 años


El titular del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, avanzó que el Plan Forestal de Galicia marcará las directrices de gestión de los montes gallegos durante los próximos 20 años con una inversión de 4.900 millones de euros hasta el año 2014, de los que 4.000 millones son fondos públicos.

Feijóo defendió que “vamos a intentar que Galicia no solo sea un pulmón dentro de España, sino que sea un pulmón más grande tanto en el ámbito ambiental como en la lucha contra el cambio climático”. En esa línea, el Plan Forestal es “el principal documento estratégico del bosque en Galicia y establece el compromiso para las próximas generaciones y una senda política, económica y social que afectará a los distintos gobiernos de Galicia en los próximos veinte años”, añadió.

Tras explicar que está previsto que el Plan esté en vigor en el primer semestre de 2021, Feijóo destacó algunas de las prioridades estratégicas que supondrá: blindar la sostenibilidad del monte, compatibilizando el plano ambiental y socioeconómico; garantizar su biodiversidad y aumentar la huella de las frondosas autóctonas; estimular la multifuncionalidad; incentivar una gestión más participativa; buscar un marco normativo y financiero favorable y ágil, y reforzar las políticas antiincendios.

Más en concreto, el presidente de la Xunta detalló medidas como la promoción de la regeneración natural de frondosas caducifolias hasta alcanzar las 425.000 hectáreas en 2040 y la conservación de sotos de castaño, así como la creación de 16.000 hectáreas más, de las que la mitad se enfocarán a la madera y la otra mitad a la producción de castañas.

En cuanto al eucalipto, se reducirá un 5% la superficie actual de esta especie en Galicia. En esa línea, se dará preferencia a la productividad de las masas ya existentes, se reforzará el control de las nuevas plantaciones y se buscará la transformación de eucaliptales degradados. Según aseveró Feijóo, “una de las metas es convertir 20.000 hectáreas de eucalipto en montes de otras especies”.

Además, se plantarán 20.000 hectáreas más de coníferas hasta 2040 y se controlarán las especies invasoras.