El “proyecto Mil Ríos” pondrá en valor el patrimonio natural de 300 km de ríos gallegos


El Proyecto Mil Ríos tiene cuatro ejes principales, como la eliminación y el control de especies exóticas invasoras, tanto de fauna como de flora, en los corredores fluviales, humedales y marismas; y la recuperación y mejora de hábitats y especies, sobre todo de las especies amenazadas, entre las que se encuentran el salmón, la anguila, el reo o el sábalo, así como de las que son propias en este tipo de hábitats, el galápago europeo, el mejillón de río, el cangrejo de río autóctono o la tiopa de río.

Un tercer objetivo es el seguimiento de pescados migradores de los ríos de Galicia, gracias a la instalación de sistemas de conteo y detección de pescados en estos cuatro ríos, con equipamiento de seguimiento de última generación, como pueden ser los contadores en escala con vídeo, antenas de detección y sistemas de detección de marcas acústicas. Y en el caso concreto del Ulla, incluye mejoras para convertirlo en índice de seguimiento de las poblaciones de pescados que migran entre agua dulce y salada (diádromos) a nivel europeo.

La conselleira de Medio Ambiente, Territorio y Vivienda, Ángeles Vázquez, destacó que esta actuación se enmarca en uno de los retos de su departamento de la propuesta de su departamento para los Next Generation: la conservación y restauración de ecosistemas y biodiversidad en Galicia.