El Real Madrid se deja la crisis en Barcelona (1-3)


El Real Madrid le hadado un baqño de fútbol este sábado al F.C. Barcelona en el Camp Nou. Un penalti de Lenglet a Ramos desconcentra al Barça, que sucumbe en el tramo final cuando atacó a la desesperada con todos los delanteros. El penalti desnortó al Barça, que perdió la cabeza, incapaz de asumir ese contratiempo. El primero, a los 5 minutos, en un error más garrafal pero colectivo, lo reparó pronto para restablecer la igualdad en el marcador y recuperar el pulso. Para el segundo, aunque tenía media hora de tiempo, careció de temple para concentrarse de nuevo en la faena. Sobre todo, porque los azulgranas estaban quejosos de que Martínez Munuera no hubiera sido llamado a consultas por uno de Casemiro a Messi. «Me da igual perder por 1-2 que por 1-3», admitió luego Koeman de su tardía y vehemente intervención.