El Rey llama al diálogo y a mantenernos unidos


En su tradicional mensaje de Navidad, Felipe VI señaló que, junto a problemas globales que preocupan a España, hay otros específicos del país como el deterioro de la confianza de muchos ciudadanos en las instituciones y, “desde luego”, Cataluña. Apeló a la voluntad de entendimiento y de integrar las diferencias dentro del respeto a la Constitución, que precisó que reconoce la diversidad territorial y preserva “la unidad que nos da fuerza”. Instó a mantenerse unidos en los valores democráticos que comparten todos los españoles para resolver los problemas sin divisiones ni enfrentamientos que cree que solo erosionan la convivencia y empobrecen el futuro.